PLANTILLA

Tweets by @BalonmanoAdesal
Facebook Slider
Sábado, 09 Enero 2016 16:18

Lo de menos, la derrota (30-33)

  • getTag()); $facebook_lang = str_replace('-','_',$lang->getTag()); ?>

El Grucal Adesal cae 30-33 en la primera edición del Trofeo Ciudad de Pozoblanco ante el Caserío, si bien los problemas renacen con las lesiones de Vanessa Benítez e Isa Moreno. Las cadetes Natalia Ortiz, María Sánchez y Ana Mayer debutan con el primer equipo


No dejaba de ser un amistoso, un partido de rodaje con vistas a la vuelta liguera del próximo fin de semana. Sin embargo, perder escuece y duele para cualquier competidor. Por eso, los datos dirán que el Grucal Adesal no pudo vencer al Caserío de Ciudad Real y ya es la segunda ocasión que ocurre en este curso.
Con todo, eso fue lo de menos para el equipo entrenado por Paco Bustos en el amistoso disputado en Pozoblanco. Porque el choque dejó dos daños colaterales importantes: las lesiones de Vanessa Benítez y de Isa Moreno. Y eso, para una plantilla corta es demasiado castigo o peaje, en función a lo que se quiera ver. De hecho, y a una semana vista, sus concursos en el compromiso ante el Getasur del próximo domingo deberían catalogarse como de muy poco probables.
Pero también hay que sacar lo positivo, porque de hasta lo negativo se puede sacar una conclusión azucarada. La primera, aunque sea una costumbre, consistió en que el equipo de Bustos volvió a ser insumiso contra el destino y contra un marcador que al principio de la segunda parte rezaba una desventaja de siete goles. Pues bien, el Caserío tuvo que sudar para ganar. Y también por ver a tres cadetes como Ana Mayer, María Sánchez y Natalia Ortiz comprobando lo que es jugar y sentir como las mayores.
En sí, el partido se ajustó a lo que es una contienda en la que no hay puntos en juego. Aunque en su comienzo llamó la atención por la facilidad de los ataques para facturar tantos. Pero esa efectividad fue decreciendo, si bien la tendencia era presentar al Adesal con una mínima renta a su favor. Era lo de menos. Bustos quería ver opciones y repartir minutos. Sin duda, destacó la presencia de Espe López mediada la primera parte por aquello que no jugaba desde Málaga a primeros de diciembre.
Por lo demás, el partido oscilaba en el intercambio de golpes hasta que el Caserío, perfectamente llevado por Valeria Flores, tomó la primera ventaja en el marcador en el minuto 18 y lo hizo casi para siempre, pero con sus matices. De hecho, en el Adesal destacaba la presencia de Natalia Ortiz o Raquel Guirao.
Aunque es cierto que entre los cinco minutos finales de la primera parte y los cinco primeros de la segunda quedó definida la contienda. El Caserío echó la persiana y se escapó en el marcador. Del 16-16 se pasó al 16-21 para posteriormente un 16-23, algo que resultó casi definitivo.
Y es casi, porque, como siempre, el Grucal tuvo capacidad de respuesta. Y eso que se le complicó la contienda con la lesión de Vanessa Benítez y después de Isa Moreno. En ambos casos, sus rodillas protestaron en demasía.
El equipo de La Fuensanta sacó su orgullo y empezó a reducir distancias. Primero se acercó a cuatro, después a tres y hasta a uno. Incluso, tuvo hasta cuatro balones para empatar, pero la madera decidió vestirse con el amarillo de un Caserío que tenía algún recurso como su extremo López.
En el tramo final, el cuadro ciudarrealeño retomó la distancia de cuatro goles. Y esa franja de seguridad fue inaccesible para las de Bustos, quien también dio alternativas a María Sánchez y Ana Mayer en un claro mensaje de que el club cree en lo que viene por detrás en su cantera.
El partido acabó con derrota y lesiones. Demasiado caro el peaje para un equipo que ya piensa en el partido contra el Getasur, en el que se juega buena parte de su futuro competitivo en la presente temporada.


Ficha técnica:
Grucal Adesal, 30: Meriem; Alba Sánchez (6), Arantxa Hernández (9), Ángela Ruiz (2), Andreea Marin (10), Vanessa Benítez (1) e Isa Moreno –siete inicial- Espe López (2), Raquel Guirao (p), Olga Solana (p), María Sánchez, Natalia Ortiz y Ana Mayer.
Caserío, 33: Fernández; Vigara (2), Agus (7), López (9), Valeria Flores (4), Felicidad (4) y Batista (4) –siete inicial-, Giménez (p); Bernardino (1), Morales, Sánchez (2), Montoya, Flores, Vergel y Laguna (p)
Árbitros: Núñez y González. Descalificaron a Sánchez en el minuto 58 por tres exclusiones. Excluyeron a Benítez, Hernández y López, por las fuensantinas; y a Agus y Vergel, por las ciudarrealeñas.
Parciales: 4-3, 5-5, 8-7, 10-12, 14-15, 16-16, 16-18 (descanso); 16-21, 19-23, 21-23, 23-25, 26-30 y 30-33.
Incidencias: 200 espectadores en el Pabellón Juan Sepúlveda en el partido correspondiente a la primera edición del Torneo Ciudad de Pozoblanco.

Tweet
Más en esta categoría: « Una lección de compromiso (24-22) Sobre brasas encendidas »
Joomla Templates by Joomla51.com