PLANTILLA

Tweets by @BalonmanoAdesal
Facebook Slider
Domingo, 22 Noviembre 2015 15:26

Reinas en la Copa (32-33)

  • getTag()); $facebook_lang = str_replace('-','_',$lang->getTag()); ?>

El Aiala Zarautz, de la División de Honor, necesita del tiempo extra para eliminar a un orgulloso Grucal Adesal, que tuvo opciones hasta el último momento de pasar a la siguiente ronda

A 15 segundos del final, Arantxa Hernández iba hacia la portería. Y tal vez hacia la pequeña gloria que compartir con el resto de sus compañeras de tumbar a un equipo de superior categoría como el Alaia Zarautz en la Copa de la Reina, competición que ofrece este tipo de oportunidades. Pero su tránsito y su vuelo fueron frenados por Collantes, la portera del equipo guipuzcoano. Y eso llevó al partido a una prórroga que fue tan incierta como el resto de la contienda, pero que finalmente cayó del lado visitante.
¿Por qué? Esa pregunta tiene tantas respuestas que es casi mejor no enumerarlas. Por ello, la mejor conclusión para la hueste entrenada por Paco Bustos de la cita ante un equipo de superior categoría, y que sufrió hasta el último segundo, es que se vuelve a demostrar que está ahí, que es irreductible, insumiso a las trabas que se le presentan. Sin duda, una carta inmaculada de presentación para el partido del próximo domingo contra el Bolaños, segundo clasificado de la Liga. Por cierto, la verdadera guerra de las fuensantinas.
Sin duda, el comienzo de partido fue toda una declaración de intenciones por parte del Grucal. Meriem Ezbida, con un alto grado de acierto y Espe López, situaron por delante a la escuadra de La Fuensanta y sobre esos parámetros se movió la primera parte, aunque en alguna que otra ocasión las guipuzcoanas se asomaron por delante. Así sucedió en el 5-6 o en el 11-12. Con todo, el Adesal siempre respondía y antes del descanso se fijó un empate a 12. Es decir, todo por dilucidar y la sensación de que no había equipo de una categoría u otra. Era un partido de igual a igual.
El comienzo de la segunda parte no fue el soñado por parte de las fuensantinas. Condicionadas por la exclusión de Andeea Marin, permitieron que el Zarautz se pusiera con dos goles de ventaja 13-15. Obviamente, el Adesal declinó la invitación a marcharse del partido. Jugaba en casa y a orgullo no se le gana al equipo de bustos. En un abrir y cerrar de ojos, cuatro goles para poner un 17-15. Que pudo ser más, pero no se le sacaron rentabilidad a una serie de buenas acciones de Meriem Ezbida. Incluso hubo un atasco en el gol 18.
Pero después, nuevamente aportación. Y de todas, porque otra de las grandes noticias es que vieron puerta todas las jugadoras de campo. Por su parte, en el Zarautz Zaldua demostraba eso que la presenta como una jugadora de gran nivel y futuro. Eso llevó a plantearle una mixta para general alguna que otra dificultad a las visitantes.
Pero el partido estaba ahí, tanto que todo era muy ajustado. Hasta las decisiones arbitrales, que, en algunos casos, parecieron dar un paso de más al equipo de superior categoría o que tuvieron disparidad de criterios a la hora de cortar o no contragolpes y a la hora de entender golpes. Al menos, en la perspectiva desde fuera de la pista.
Pero el Adesal se repuso de todo y a falta de 15 segundos pudo ganar y llevarse la porción de gloria de la que se hizo acreedor. Sin embargo, el partido acabó en prórroga. Diez minutos más de lucha y entrega para las jugadoras de Bustos que fueron hasta el final, que nunca permitieron que el Zarautz se escapase en el marcador. Así, a 30 segundos del final tenía un balón de empate. De prolongar la enésima página épica de la temporada. Pero, como ante el Vícar o el Villaverde, se escapó esa opción. Y Arregi, no perdonó. Aun así Espe marcó la última, porque hasta la derrota por dos goles había sido desmesurada en función a lo presenciado y porque el partido del Bolaños ya comenzaba desde ahí.
Y sí, quedará en la retina de que Arantxa tuvo antes del minuto 60 el gol y la gloria, pero sólo quien arriesga o es valiente puede fallar. Su ventaja es que a la siguiente no dudará en volver a intentarlo. Y como ella cualquiera de sus compañeras, quienes siguen demostrando que este Grucal es irreductible por muchas trabas que se le pongan en su camino. Porque, diga lo que diga el marcador, demostraron ser reinas en la Copa.

Ficha técnica

Grucal Adesal, 32: Meriem Ezbida; Vanessa Benítez (2), Andreea Marin (4), Arantxa Hernández (5), Alba Sánchez (4), Espe López (9) y Ángela Ruiz (6) –siete inicial-, Isa Moreno (2), Estefi González, Olga Solana (p) y Raquel Guirao (p).

Aiala Zarautz, 33: Odriozola, Badiola, Zaldua (8), Arregi (6), Eizaguirre (2), Kortaberria (7) y Del Hoyo (3) –siete inicial-, Collantes (p); Fernández (1), Goikoetxea (3), Arruti (1) y Alcoba (2).

Árbitros: Mohedano y Peris. Descalificaron a. Excluyeron a Sánchez y Marin (2), por las locales; y a Badiola, Del Hoyo, Fernández, Goikoetxea y Alcoba, por las visitantes.

Parciales: 3-1, 4-3, 7-7, 7-8, 10-9, 12-12 (descanso), 14-15, 17-16, 18-16, 19-18, 20-20, 23-23 y 26-26. Tiempo extra: 29-30 y 32-33.

Incidencias: 150 espectadores en la Sala de La Fuensanta. Partido correspondiente a la primera ronda de la Copa de SM la Reina.

Tweet
Más en esta categoría: « En la buena senda (23-32) Llamando a la puerta (25-21) »
Joomla Templates by Joomla51.com